DÓRICA, JÓNICA Y CORINTIA

Ayer me di cuenta de una cosa. En realidad ya la sabía, había pululado como una abeja alrededor de una flor valorando si su néctar era el que buscaba. Pero ayer me di cuenta. Volvía en coche por la carretera, ya era oscuro, había llovido todo el día, el viento levantaba las olas más de lo normal, que arremetían...

Empezó por la mañana, muy temprano, con la salida del sol, como empiezan casi todas las historias o al menos así empiezan casi todos los días. Al subir las persianas todavía era oscuro y las farolas de las calles del centro de la ciudad seguían encendidas. El suelo estaba mojado, paseaba poca gente, protegida por capuchas, paraguas y abrigos...

El viento bate las persianas que se mueven nerviosas. Se oye el repicar de las gotas de lluvia, desordenadas por el aire hoy exaltado, haciéndolas jugar en suspensión a perseguirse antes de que acaben cayendo al suelo por una fuerza más grande que toda lluvia y todo viento: la gravedad. Eso que hace que todo acabe cayendo tarde o temprano....

Entré en el tren, ya estaba oscuro. Bueno, hacía rato que estaba oscuro, eran casi las ocho de la tarde y el invierno es lo que tiene. El vagón estaba bastante lleno, gente joven, gente mayor, personas de aquí y de allí, diferentes géneros, colores, formas de vestir, formas de andar. Una cosa en común. Nadie leía. No había absolutamente...

Te levantas una mañana y te das cuenta que es domingo. Un domingo festivo cualquiera. Entre las 7:30 y las 8:00. Llueve. Has atrasado dos o tres veces el despertador gracias a ese invento del demonio que te permite que vuelva a sonar al cabo de unos minutos sin ningún esfuerzo más que tocar la pantalla. Te enteras que está...

No vayamos a engañarnos, a partir de cierta edad ya pocas cosas te ocurren por primera vez, las experiencias que compartimos o comparten con nosotros, ya no son de estreno, son de segunda mano. Ya te has enamorado y desenamorado, has dejado y te han dejado, has estado y te has ido. Aunque toda experiencia es nueva y ninguna es...

El día menos pensado es el día más pensado y no cualquier día puede ser un día cualquiera. El día menos pensado dejaré de intentar que me publiquen mis novelas. El día menos pensado se me acabará el dinero. El día menos pensado dejaré de presentarme a concursos literarios. El día menos pensado mis hijos me mirarán y verán que...

Imagino un océano hecho de las gotas que colmaron los vasos. Basto y salvaje, prácticamente innavegable, sin embargo no por eso traidor. Porque si algo caracteriza a la gota que colma el vaso, es nobleza. Precisamente es la gota que hace que todo se desmorone, la que no quiere ser una gota más, la que te hace ver que hasta...

Besando sapos

27.11.2019

Mua (o en inglés: smuacks). Y el sapo siguió siendo un sapo. La princesa -o el príncipe, da igual- puso entonces cara de asco cuando hacía unos segundos sus labios mostraban sensualidad y deseo. Con cuidado, pues tampoco se trataba de causar ningún daño más allá del psicológico, dejó al sapo sobre la hoja de nenúfar que flotaba en el...

Señales

26.11.2019

He sido siempre y considero que todavía soy, una persona principalmente escéptica en referencia a todo aquello que habla de destinos, universos que confabulan y señales que nos llegan. No hablo de las señales viarias ni tampoco de las que pudieren haber dejado los extraterrestres en los campos de maíz, que no lo han hecho. Hablo de las señales que...