Arriba el telón (Acto II)

24.02.2020

ACTO I

Escena VII (Rocio/Martina) por @javilimonysal

[Rocío despierta a media noche, mira a su alrededor y su cuarto está invadido de sombras, rostros extrañamente conocidos, que vagan por la habitación como si ella no estuviese allí.]

ROCÍO: Oiga, señor, no puede estar aquí, ¡el hotel está cerrado! Señora, por favor, márchense. Esta es mi alcoba, no pueden entrar aquí, son mis horas de descanso. [Observa que entre esa gente también hay un niño] Pequeño, ¿dónde están tus papás? [El niño aunque parece haber escuchado a Rocío, no devuelve ni siquiera la mirada] ¿Se están burlando de mí?

[De pronto, cierra los ojos, como tratando de justificar que todo es un sueño, al abrirlos, había desaparecido toda esa gente y al mirar sus manos, ve unas manos pequeñas, hay una niña en su cama.La colcha que la cubre, es un ganchillo de los que hacía su madre y a los píes de la cama, un hombre, DANIEL, canta con voz suave.]

DANIEL: Yo soy un hombre sincero, de dónde crece la palma... Yo soy un hombre sincero...

ROCÍO: ¿Papá?

DANIEL: Duerme pequeña, mamá está preparando la maleta, mañana será un día agotador, nos espera un largo viaje.

ROCÍO: Yo no quiero irme papá, mis amigos están todos aquí. No veré mas a Raúl, ni a Leandro, ni a Martina...

DANIEL: Harás nuevos amigos en España, dicen que Barcelona es una ciudad bonita y acogedora... Y seguro que también podrás seguir dando tus clases de danza allí.

[Daniel, el papá de Rocío, la arropa, le besa la frente y abandona el cuarto. Hay una mujer fuera del mismo.]

DANIEL: ¿Crees que Rocío tardará en adaptarse?

ESPOSA: Creo que no le quedará mas remedio, pero siempre querrá volver a la Habana...

DANIEL: Aún estamos a tiempo de no hacerlo.

ESPOSA: Daniel, lo hemos invertido todo, la banda cuenta contigo y tocar en ese club, es tu oportunidad para entrar en el circuito Europeo... Mi amor, es tu sueño y tu familia está contigo, no te castigues más...

[Rocío está en la sala pero ellos no pueden verla. Está emocionada con el olor de la estancia, con las paredes desconchadas, con el tacto de las cortinas... Apenas presta atención a la conversación, pero de pronto, recuerda que aquella, fue la última noche que su padre le cantó Guantanamera).

ROCÍO: [Angustiada. grita] ¡Papá, no subáis a ese barco! ¡Mamá, por favor, escúchame! Os quiero... Os quiero... [Cae al suelo de rodillas, seca sus lagrimas y se ve a sí misma en la barra del club dónde vive y trabaja. Se ríe con ARTURO, un habitual del club, un señor de unos cuarenta años que regenta un pequeño quiosco de loterías cerca del local.]

ARTURO: Oye Martina, recuerdas a Manuel, estuvo el sábado aquí conmigo.

ROCÍO: Sí, lo recuerdo, cariño, no todos los días se juntan un mentiroso y un cojo...

[Ambos se ríen a carcajadas.]

ARTURO: No mentía, es embajador de España en Estados unidos...

ROCÍO: Seguro, seguro... pero, no prefieres que hablemos en mi cuarto...

ARTURO: Después, escucha esto, le he hablado de tus padres y cree que puede ayudarlos...

ROCÍO: Ay, papá, no, dramas no, si quieres subimos un rato, pero no quiero charla...

[Rocío termina su cerveza de un trago, la deja con violencia en la barra y camina al baño. Saca un espejo de su bolso y se dispone a tomar cocaína, entra Sara, una compañera de trabajo, con un ojo hincado y el vestido roto...]

ROCÍO: ¿Qué pasó cariño?

SARA: Bueno, di con alguien que tomó de mas... Tu, ¿Por qué lloras cielo?

ROCÍO: Siento que nunca saldré de aquí...

SARA: Ay bonita, se sale, tarde o temprano, se sale, dame un abrazo...

[La Rocío que observa, la que no está en cuerpo, se dirige a la barra y sacude a Arturo con fuerza

ROCÍO: Ayúdame, por favor, lo necesito

[Pero Arturo no puede verla... Ella se queda sin aire, se desmaya y despierta en una playa... Vislumbra a una mujer que camina de la orilla hacia el fondo, vestida de blanco y como drogada... se queda observando hasta que el agua le llega al cuello, entonces, se tira y nada mar adentro, reflota el cuerpo de la mujer y descubre su propia cara, casi sin dientes, con ojeras moradas y arrugas que aún no tiene... suelta el cuerpo y se deja llevar... Pierde el conocimiento y vuelve a despertar en la cama de su hotel.]