Intolerancias

30.06.2019

30 de junio de 2019

Algunas personas son intolerantes a la lactosa, otras al gluten y un largo etcétera. Y hay personas que se consideran a sí mismas tolerantes o intolerantes. El problema de considerarse tolerante, que es algo que aparentemente es positivo, es que si analizamos bien qué significó tolerar, hasta que no se añadió la cuarta acepción, nos daremos cuenta de que no es exactamente así.

Tolerar, según el diccionario, es "soportar, admitir o permitir una cosa que no gusta o no se aprueba del todo [alguien que tiene la autoridad para oponerse a ello]" o bien "permitir algo ilícito sin consentirlo expresamente" o bien "llevar con paciencia". De alguna forma, o de todas, tolerar era, pues, dar consentimiento a algo que es ajeno a ti y yo, que durante mucho tiempo pensé que era alguien tolerante, me pregunté: ¿quién cojones soy yo para tolerar nada?

No hace demasiado que la RAE, como diccionario de referencia aunque su politización es considerable, incluyó una cuarta acepción que reza que tolerar es respetar las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias." Pero es que una cosa es tolerar y la otra es respetar. Pero hay un paso más alla.

He oído muchas veces a personas que para demostrar lo "modernas" o lo de izquierdas que son, dicen que son tolerantes cuando hablan de temas como la sexualidad distinta a la hétero, o hablan de la inmigración, o de otras religiones, culturas, razas... Es decir, ellos permiten, soportan o admiten que alguien tenga una tendencia sexual distinta a la suya, lo llevan con paciencia, aunque no lo consientan expresamente; o bien, en paso siguiente: respetan que seas diferente. ¡Joder, es que es lo mínimo! ¿O no lo es? Mirad lo que dice el diccionario sobre "respetar", que es tener respeto y por lo tanto, pongo el significado (de wordreference, que la definición de la RAE es de juzgado de guardia):

  1. Consideración, acompañada de cierta sumisión, con que se trata a una persona o una cosa por alguna cualidad, situación o circunstancia que las determina y que lleva a acatar lo que dice o establece o a no causarle ofensa o perjuicio.
  2. Consideración de que algo es digno y debe ser tolerado.

¿Consideración acompañada de sumisión? ¿WTF?

¿Consideración de que algo es digno y debe ser tolerado? ¿WTFx2?

En serio, seamos serios. ¿Quién soy yo para considerar que algo es digno y debe ser tolerado? Id al diccionario a buscar lo que significa "digno" y luego hablamos. El problema es que igual se da por supuesto que yo soy digno de considerar algo distinto también digno. Pues no, ni yo ni nadie, me parece a mí.

Creo que hay un paso más allá del respeto, que son dos pasos más allá de la tolerancia. Este paso, mientras busco la palabra adecuada, significa traspasar los valores sociales, morales e individuales y simplemente que cada uno sea, en todos los niveles y siempre y cuando, en este caso sí, respete a los y las demás, como le dé la gana ser. Cierto es que como seres humanos tendemos a emitir juicios de aquello que nos rodea: bonito o feo, bueno o malo, simpático o antipático; pero también lo es que los juicios vienen determinados no por nuestra personalidad chachi, única y especial, sino por elementos sociales y culturales de las influencias que hemos tenido. El simple hecho de mirar a alguien como "distinto" connota emitir un juicio, quizá inevitable, no lo sé, pero supone ponernos a nosotros mismos en un lugar desde el que mirar al otro, con deferencia o con diferencia. Por supuesto, no somos todos y todas iguales, que aburrimiento sería eso; pero que no seamos iguales no significa que tengamos que establecer diferencias que marquen esa falta de igualdad, porque entonces creamos una separación que provoca distancia, que es algo distinto a la diferencia. No sé si me explico.

Anteayer, en el día del orgullo LGTBI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, personas Transgénero e Intersexuales; lo pongo porque estoy convencido que muchos de los que se oponen a ello ni siquiera saben qué significa, pues asocio esa "intolerancia" a un grado importante de incultura y estupidez), un día que es necesario reivindicar hasta que ya no se haga directamente la diferencia por condición de sexo y género; muchos éramos tolerantes y respetábamos eso, porque queda guay, porque mola. Pero después, que no se os acerque demasiado un transexual o miradlos desde lejos, como un espectáculo. Como decía, hasta que no se dé un paso más allá del respeto, dos más allá de la tolerancia, seguirá quedando mucho por hacer. O hasta que no quede nadie que diga cosas como "yo no soy homófobo, tengo a un amigo que es gay".