Space Force (1 temporada)

02.07.2020

No me atraía demasiado esta comedia norteamericana protagonizada por Steve Carell (un cómico bastante aceptable) y John Malcovich, carismático y versátil actor ya contrastado, creada por el mismo Carell y un tal Greg Daniels que también hizo, junto al mismo Carell, la versión americana de The Office (2005). Tiendo a pensar que cuando un actor produce, crea e interpreta una serie la hace tan a su medida que no será seguramente más que un alarde de sí mismo. Sin embargo Carell me parece un tipo relativamente modesto, que evita el histrionismo y el chiste fácil, me cae relativamente (otra vez la relatividad) bien y acompañado de Malcovich, me dije, vamos a probar.

La serie se basa en la aventura de un militar de alto rango al ponerse al cargo de una nueva división del ejército americano (otra cosa en su contra, todo lo militar me da grima) que pretende conquistar la Luna y militarizarla, cosa que ya nos da un tinte cómico. A lo largo de una serie de episodios cortos, media hora cada uno, el militar y su brazo derecho científico (Doctor Mallory, Malcovich) se las verán con la diplomacia, las otras divisiones militares, las limitaciones tecnológicas y la competencia con la China. Además, la esposa del general Mark R. Naird (que traducido significaría Mark es extraño), interpretada por la exFriends Lisa Kudrow está en la cárcel de por vida por un delito que no llegamos a saber y el general cría él solo a una hija adolescente (Diana Silvers) que odia vivir dónde vive.

Space Force no es desternillante como sí lo era la versión británica original y también parte de la yanqui de The Office, pero es graciosa. Se ridiculiza de forma relativa (y dale) al ejército siendo, todos los miembros de las altas esferas militares, auténticos zoquetes y también la carrera armamentística mundial (la escena de los dos coches lunares, el chino y el norteamericano, compitiendo en la Luna es muy representativa de esto que digo). Los mejores momentos de la serie sean quizá los enfrentamientos de los dos egos: el ego herido del general, que intenta demostrar constantemente que vale para el cargo; y el herido, pero de otra forma, del científico que intenta hacerse valer en un ámbito donde lo importante no es hacerlo bien si no ver quién la tiene más grande. Malcovich, como sucedía con Michael Douglas en The Kominsky Method (estaba convencido de haber escrito una reseña de esta serie, pero no la encuentro, mi memoria me traiciona sin aviso o, si me avisa, no me acuerdo), sabe sacar partido de su madurez con una interpretación magnífica, y dota de calidad artística a una serie en general floja, aunque ligera y fácil de ver. Las aportaciones dramáticas de la hija adolescente resultan bastante banales, así como las participaciones de algunos personajes secundarios demasiado poco desarrollados como para resultar interesantes (el ayudante del Doctor Mallory, la Capitana Ali, etcétera). El secundario histriónico en este caso recae en el desastroso jefe de prensa de la división lunar, Tony Scarapiducci (a cargo del actor Ben Schwartz) con algunos gags bien encontrados; sin olvidarnos del ayudante y secretario del General Naird, el militar más tonto de todos, Brad, interpretado por Don Lake (actor con una larguísima carrera cómica a sus espaldas).

En resumen, Space Force sirve para pasar el rato y poco más, sonríes mucho y te ríes un poco y aunque está prevista segunda temporada, si no afilan con la trama principal y con las tramas secundarias, quedará -en mi opinión- como una comedieta más archivada en una filmoteca infinita, gris y llena de polvo.