The Mandalorian (1 temporada)

20.05.2020

Conocí a "baby Yoda" antes de saber que salía en esta serie, por culpa o gracias a los llamados memes y a las redes sociales. Poco después, cuando me regalaron Dinsey + debido al confinamiento, descubrí que venía de aquí.

The Mandalorian es una serie de Disney y ante esto ya tiene uno que ponerse en guardia. Y es que este gigante cinematográfico y televisivo norteamericano es como un algodón de azúcar, visualmente atrae un montón, pero a la que llevas unos cuantos mordiscos estás pringoso y ya no sabes qué hacer con todo lo que te falta por comerte. The Mandalorian es, además, una serie que aprovecha el universo Star Wars y nos presenta a un caza recompensas, estilo Boba Fett, en la época en que el Imperio ha sido derrotado, pero aún le quedan devotos, y antes por lo tanto de la aparición de la Primera Orden. En una de sus misiones, el mandaloriano, personaje misterioso que nos recuerda a muchos otros por su pasado, debe entregar a un bebé a exmiembros del Imperio, y ahí se lía todo.

La serie está muy bien hecha, faltaría más, tiene paisajes (todos creados virtualmente en un estudio) espectaculares, escenas de blásters y fugas muy bien rodadas y consigue que sientas intriga sobre si el protagonista se quitará o no la máscara, sobre qué hará el bebé Yoda y también alrededor de qué hará el mandaloriano con éste crío atendiendo a su estilo de vida, sin hogar, sin futuro, sin más objetivos que seguir siendo lo que es. Y esa falta de objetivo también gobierna la serie en su conjunto, pues está hecha simplemente para entretener y ganar dinero, no tiene o parece no tener ninguna pretensión más y, claro, se echa en falta. El protagonista es más plano que una alfombra, el bebé hace de bebé y sabemos de qué irá antes de que vaya, los personajes secundarios son prescindibles en gran parte y el argumento flojea, con algunos capítulos de relleno que me recuerdan aquellos LP's en los que había tres temas buenos y el resto simplemente estaban allí sin aportar nada. Creo que, para ser el estreno de Disney en el mundo de las plataformas, para ser su gran apuesta inicial, se lo podrían haber currado más, que las tres últimas pelis de Satr Wars no están tan mal (salvando distancias) y tienen a gente buena entre sus guionistas, seguro.

Resumiendo, ¿es una buena serie? No. ¿Es mala? Tampoco. Es una serie para ver en el sofá y pasar el tiempo, es entretenida, ligeramente divertida gracias a Yoda y a algún gag que sale por allí como si creciera un melón en Tatooine, tiene guiños constantes a la saga, aparecen planetas ya conocidos, personajes similares y algunos ya históricos, androides y multitud de extraterrestres originales. Es una serie, como decía, de palomitas y poco más, quizá dependiendo del éxito que haya tenido, en la segunda temporada empiecen a sacarle más jugo y sea una serie que llegue un poco más lejos.