The Politician (1 temporada)

03.10.2019

Mira que me había resistido a mirarla, pensando que me encontraría la típica serie muy americana sobre políticos y sobre corrupción y sobre ambiciones sin fin. Pero al final la vi y lo hice casi de un tirón, a pesar de que The Politician, creada por Ian Brennan, Brad Falchuk, Ryan Murphy (creador y guionista de Glee, American Horror Story o Nip/Tuck, a quien Netflix fichó por 300 millones de dólares por cinco años) en 2019, cumple en cierta forma con estos cánones de la ficción política, pero no como es habitual y lejos de mi apreciada House of cards. Los thrillers políticos me gustan en general, siempre y cuando no sean una alabanza a América y un baño de banderas. Esta serie, de momento, no lo es.

La historia empieza con el personaje de Payton Hobart (interpretado por Ben Platt, actor a quién yo desconocía hasta ahora), en su entrevista para ser admitido en Harvard, explicando que desde bien pequeño tiene claro que su destino es convertirse en presidente de los Estados Unidos y que él, aunque hijo de una familia muy acaudalada, es adoptivo y por lo tanto tiene algunas cosas a su favor de las que carecen los típicos candidatos venidos de la riqueza y las bandejas de plata. Y así es, pronto descubriremos que Payton tiene dos hermanos gemelos que no le quieren, una madre adoptiva (Gwyneth Paltrow) que le quiere más que a sus hijos de sangre, y un padre que le ignora. Para empezar su carrera política, Payton se presenta a la elección del consejo de estudiantes de su instituto en Santa Bárbara, de la mano de sus amistades de infancia, que siempre han creído en él: McAfee (Laura Dreyfuss) y James (Theo Germain) y de su novia Alice (Julia Schlaepfer). Esta primera temporada de la serie se centra en la campaña electoral de Payton, su rivalidad con la otra candidata Astrid (Lucy Boynton), exnovia de alguien muy importante en la serie, el personaje de River (David Corenswet), cuyo desenlace en el primer capítulo marca el funcionamiento de todos los demás.

Además de esta lucha política que va perdiendo su inocencia, la familia de Payton es el otro eje de la historia: la rivalidad con sus dos hermanos, el amor de su madre y la vida privada de ésta, la relación con su padre, la influencia familiar en diferentes círculos. Otra trama, muy interesante a nivel social, es la de la vicepresidenta que elige Payton, la infantil Infinity (Zoey Deutch) y su madre psicópata (Jessica Lange). La presencia de Paltrow y Lange, dos actrices que en el cine tuvieron sus momentos importantes y trascendentes, le da carácter a la serie pues quizá sean los personajes de mayor peso dramático. El personaje de la madre de Payton se reserva para ella algunas de las mejores frases de la serie, así que hay que estar atento a las veces que Payton habla con su madre.

Además de diálogos brillantes y de interpretaciones más que meritorias de los personajes principales, The Politician cuenta con una serie de atractivos importantes como la presentación de diferentes realidades sociales: la de la misma Infinty, la de Skye (Rahne Jones), la corrupción policial (impresionante lo fácil que resulta sobornar al policía que investiga a Payton) y aborda sin complejos y con respeto temas que en otras series o bien se caricaturizan o bien se ponen dentro de una bola de cristal. La serie engancha rápido y cuando se acaba te quedas diciendo: ¿ya? Y tu cara de tonto al ver que no hay, aún, más capítulos, es para enmarcar.

Y el capítulo "El votante", que es simplemente brillante.

Ya sé que hace poco dije que para mí Netflix había bajado el listón, pero entre la brillante Unbeliveable y ahora The Politician, igual me esperaré si lo tengo que volver a decir.